La sabana sucreña está de luto tras la partida de uno de los juglares más jóvenes del folclor sabanero, Miguel Antonio Durán Benítez, falleció a sus 48 años, al parecer y según sus familiares por una bacteria.

Durán  recientemente había superado el covid 19 en una clínica de Sincelejo, donde permaneció 45 días internado. 

Pero tras salir de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) fue trasladado a una clínica de rehabilitación para culminar su recuperación física, donde según allegados decayó y su estado de salud se complicó nuevamente, por lo que el pasado 30 de agosto fue recluido en la UCI de la Clínica Salud Social donde finalmente falleció.